dimecres, 13 de juny de 2012

El proverbi


Il·lustració d'Eleonor Davis
Nunca es demasiado temprano para compartir un libro con los niños. Si aguardamos a que sepan leer para hacerlo, es como si esperáramos a que él supiera hablar para hablarle.
Penélope Leach