dimarts, 12 de juliol de 2011

El proverbi

Il·lustració de Gustavo Aimar
En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás

Jackes Benigne Bossuet