dimecres, 11 de març de 2015

El mot, la paraula, el terme...



Símbolo: (del lat. simbŏlum y este del gr. σύµβoλoν). m. Representación sensorialmente perceptible de una realidad, en virtud de rasgos que se asocian con esta por una convención socialmente aceptada. ||2. Figura retórica o forma artística, especialmente frecuentes a partir de la escuela simbolista, a finales del siglo XIX, y más usada aún en las escuelas poéticas o artísticas posteriores, sobre todo en el superrealismo, y que consiste en utilizar la asociación o asociaciones subliminales de las palabras o signos para producir emociones conscientes. ||3. Ling. Tipo de abreviación de carácter científico o técnico, constituida por signos no alfabetizables o por letras, y que difiere de la abreviatura en carecer de punto; p. ej., N, He, Km y $ por Norte, helio, Kilómetro y dólar, respectivamente. ||4. Numism. Emblema o figura accesoria que se añade al tipo de monedas y medallas.

(Diccionario de la Lengua Española. Real Academia Española)

“Lo rodeo despacio y veo que en la espalda tiene más tinta que piel. Se ha dibujado los símbolos de todas las facciones: Osadía en lo alto de la columna, Abnegación justo por debajo, y las otras tres, más pequeñas, al fondo. Me quedo mirando unos segundos la balanza que representa Verdad, el ojo de Erudición y el árbol símbolo de Cordialidad. Tiene sentido que se ponga el símbolo de Osadía, su refugio, e incluso el de Abnegación, su lugar de origen, como yo, pero ¿y los otros tres?

-Creo que cometimos un error – explica en voz baja-. Todos hemos empezado a menospreciar las virtudes de las demás facciones para reafirmar las nuestras. No quiero que sea así, quiero ser valiente y altruista, y también inteligente, amable y sincero- añade, aclarándose la garganta-. La amabilidad me cuesta bastante.

Divergente de Veronica Roth. RBA. (pàg. 382)