dilluns, 19 de maig de 2014

El proverbi



 
Il·lustració de Jesse Huhn
Sin unos ojos que lo lean, un libro contiene signos que no producen conceptos. Y por lo tanto, es mudo

El nombre de la rosa d’Umberto Eco